De esos que dejan huella aunque no haya barro.

jueves, 2 de septiembre de 2010

- ¿Crees que las cosas suceden por casualidad?

- ¿A qué te refieres?

- A lo que nos pasa...

- Depende, la vida es una caja de sorpresas.

- Sí, yo ya te conocía, sabía quien eras, nos habíamos cruzado muchas veces. ¿Por qué no nos habíamos encontrado antes? ¿Hay un momento adecuado para cada historia? ¿Tenemos que esperar que la vida haga madurar esos momenos, como si fueran frutas de un árbol?

- En realidad no nos conocíamos, solo nos intuíamos.

- Un día, de pronto, te vi distinto. Debe ser que te miré con otros ojos. ¿Fue el azar, o estaba escrito?

- No lo sé...

1 comentario:

  1. Me encanta cómo escribes. Un beso, pasate, www.nurinalopresti.blogspot.com

    ResponderEliminar